10/11/2005

Un terremotillo causa algunos desperfectos en Pakistán


Engañifa press, 11 Oct 05 - Un seísmo de grado 0,003 en la escala Winchester (también llamada escala americana o "escala baturra") ha causado algunos desperfectos en los esqueletos de algunos musulmanoides de estos de Pakistán.

El presidente de los EEUU, George W. Bush, ha enviado ayuda alimentaria urgente para proveer a los cinco o seis moros y pobres (o algo así) que han sufrido el movimiento de tierra. Algunas fuentes del gobierno estadounidense sugieren que la tierra la han movido las propias víctimas cogiendo puñados de ella y lanzándola al aire, para mosquear.

En todo caso, el Presidente Bush ha declarado que "aunque sea un sietismo (sic) de poca monta comparado con el desastre universal del huracanón Katrina, que ha estado a punto de exterminar a la raza humana y parte nuestro sistema solar, hay que ayudar".


La Secretaria de Estado, Condoleezzaaa Arroz con Papas, de origen griego y genes modificados a cabezazos, ha insistido en que "no sabemos en estos momentos si el terremotillo este ha sido de mentira pero de todas formas el Presidente ha enviado ya unos muslos de pollo que le sobraron de ayer, por correo certificado. Yo apelo a la solidaridad del pueblo americano y además enviaré yo misma unos macarrones de vergüenza que preparó mi esposo hace unos meses y que encontramos ayer debajo de una cómoda del salón".

Entretanto, fuentes del gobierno pakistaní han afirmado que es de mal gusto afirmar que sólo cuatro o cinco individuos han perecido en el accidente éste tan tonto. De hecho, el Presidente de Pakistán, un moro de éstos con gafas que hay ahora, ha reclamado respeto por los cerca de 33.000 muertos que él dice que han encontrado. Sin embargo, según Mariano Rajoy: "a mí nadie me ha dado vela en estos entierros, entre otras cosas porque serían demasiadas velas, pero bueno, a lo que iba, coño, que a veces divago como el doctor Zhivago, en fin, pues eso, que aunque ni me va ni me viene yo aseguro a los españoles y españolas de esta gran patria española llena de hilillos que ¡cómo va a haber tanto cadáver, hombre de Dios! Estos Pakistaníes es que cuentan muy malamente y a veces se ponen a contar hacia atrás, que yo los he visto cuando visité el PP de Coslada el otro día, que había unos cuantos jugando a las cartas en lo alto de unas mochilas sospechosas. Por supuesto llamé a la Benemérita para alertar del posible ataque terrorista, ya se sabe con estos moros, no se puede uno fiar, y además...". En ese momento el redactor se suicidó autocastrándose de una dentellada y debemos pues poner fin lacrimoso a esta crónica social. Amén.

No hay comentarios:

Publicar un comentario