4/29/2006

Discurso íntegro del Presidente de Andalucía, Manuel Chaves, con ocasión de la adopción en ponencia del proyecto de Estatuto de Andalucía


Estimados andaluces, andaluzas, andalamierdas, prostitutas rusas y de las otras, traficantes de migas, ediles marbellíes varios:

Hoy estamos aquí, de cuerpo presente como quien dice, para proclamar la adopción de un nuevo Estatutoide que convertirá nuestra patria del nonaino y las urgencias hasta los topes en una “realidad nacional” fuerte y como Dios manda. Ya no seremos ficción ni nadie nos podrá llamar pobreticos.


Como siempre digo, el nuevo Estatuto, además de innecesario total, es un trabajo de todos los andaluces para el beneficio de algunos, sobre todo coleguillas míos de Marbella City que no voy a nombrar por modestia (y porque me han dicho que si los nombro me mandan a unos mercenarios especializados en extirpar prepucios).


(risas, aplausos y vómitos involuntarios por la emoción)

Gracias, gracias. O “Spasiva” como diría mi amigo Andrei Yusupof. ¡Saluda, Andrei!.

(más aplausos, Andrei saluda con un cheque en la mano y se produce el lanzamiento de ladrillos de goma como símbolo de amistad urbanística)

Sigo con lo mío. Este asombroso Estatutismo había devenido la prioridad número uno de este gobierno, una vez que servicios secundarios como la Sanidad, la Educación o la Seguridad Ciudadana, hubieron alcanzado el nivel recomendado por las autoridades de Haití.


De hecho yo no tenía otra prioridad alguna, vamos que no tenía nada que hacer. ¿Y por qué? Pues porque todo está ya tutiplein en Andalucía y nos aburríamos Gaspar Oxismo, mi Consejero de Presidencia, y yo que no veas. Venga póker, venga gallinita ciega, venga puticlubs. Nada, que nos aburríamos hasta en el chalet de Gaspar Oxismo, que tiene circuito de motos privado y está a 30 cm de la orilla del Mediterráneo.

Fue precisamente en el chalet ilegal de Gasparito, durante una partida de pocha con su Alteza Real el Príncipe Felipe, cuando me sobrevino la iluminación. Lo vi claro. Me dije: lo que quieren los contribuyentes andaluces es que mi gobierno malgaste sus impuestos en bla bla bla y reformas estatutarias surrealistas.

Asín que (sic) por eso hoy me aturullo de gozo al comunicaros que la potencia estatutorial (sic) o como se llame el chambao ese donde se hace el bla bla bla (sic), ha adoptado mi proyecto, que redacté anteayer después de una juerga en “Punto G”, un strip-tease de mi amigo Alexei Vladenovich, de aquí de Utrera.


Después de unos cuantos eructos y regüeldos de gin tonic al llegar a casa, me puse lápiz y papel higiénico en mano y escribí en el rollo de Scottex un estatuto de pe a pa, enterito, del tirón. Luego llegó la hora de limpiarse el culete y hube de tener cuidadín, pero esa eso otra historia que ya se ocupará la posteridad de contar a nuestros bisnietos.

(aplausos y pedos solidarios, lanzamiento de más ladrillos de goma y una muñeca hinchable de parte de Andrei Yusupof)


Pues bien, en el nuevo Estatuto ya no hay ni Servicio Andaluz de Salud ni Educación ni pijadas de esas. Estos gastos superfluos se suprimen a favor de inversiones urbanísticas muy chungas en los Parques Nacionales Andaluces, recientemente finiquitados por el gobierno central y cedidos a mi menda para que los liquide.

Y, amigos míos, esos Parquecillos están llenos de alimañas y hierbajos, asín que (sic) necesitan urgentemente buenas urbanizaciones y campos de golf. Es el futuro paradisíaco que nos espera a todos. Bueno, a unos más que otros, ja, ja. ¡Saludos a tu mujer, Andrei!.

(las mujeres de Andrei saludan todas entusiasmadas)

Para terminar, quiero ensalzar este Estatutillo, el Estatutoide de Andalucía, el Estachungo que dará un nuevo nombre a nuestro garito de Sevilla: en efecto, se aceptó la sugerencia de mi cuñado Tobías y Andalucía pasará a denominarse “realidad nacional transexual”, o algo parecido.

Por mor de flexibilidad y populismo bastardo, también aceptaremos como denominaciones válidas “surrealismo nacionaloide”, “ciencia-ficción patriotera”, o, si alguien tiene pretensiones creativas, “chanchullo nasioná on the rocks”.

He dicho.

(suena estentóreo el himno andaluz en versión reggaetón, mientras unas cuantas go-gos moldavas extorsionadas por la Consejería de Vida Alegre de Andalucía menean el esqueleto en torno a Manuel Chaves)




4/10/2006

Regocijo de las inmobiliarias andaluzas tras la cesión a la Junta de Andalucía de los parques nacionales


Almorrana Press, 4 abril 2006
- La Junta de Andalucía gestionará a partir del 1 de julio los Parques Nacionales de Doñana y Sierra Nevada, mantenidos hasta ahora por 3 trabajadores con una media de edad de 90 años. Los tres trabajadores eran becarios desde la época de Alfonso XIII y serán inmediatamente despedidos sin derecho a pensión ni asistencia social alguna, para recortar gastos y hacer frente a las grandes inversiones urbanísticas que se avecinan.
En efecto, el Ministro de Administraciones Públicas, Jordi Morcilla (hermano bastardo de Boris Karloff) ha declarado que “quién no se sentiría orgulloso de promover el desarrollo urbanístico de una región como la andaluza, donde hace poco campaban a sus anchas las alimañas y que ahora tendrá una biodiversidad equivalente a la de Plutón después de una guerra nuclear. Es tiempo de futuro para Andalucía, y en concreto para unos coleguillas míos de Marbella que se van a hinchar a sembrar de ladrillo los montes y marismas”.

El consejero andaluz de la Presidencia, Gaspar Oxismo, ha interrumpido su siesta diaria de 4 horas para presidir la ceremonia de cesión de competencias en un chalet ilegal que consiguió prostituyendo a su suegra. El chalet, denominado “Villa Blanca” por el dinero que hubo que blanquear para costearlo, está situado a 30 cm de la costa pero el Sr. Oxismo niega toda infracción de la Ley Urbanística: “30 cm pueden parecer poco, pero si hablamos de actores porno la cosa cambia”.



Por su parte, el PUTA (Partenariado Usurero de Trincadores Andaluces), entre cuyos miembros se cuenta Manuel Chaves, Gaspar Oxismo y Camilo Sesto, ha calificado este traspaso de competencias de "histórico para los promotores inmobiliarios, esos prohombres de buena fe que darían la vida por otorgar una vivienda digna a los jóvenes andaluces. Por fin podrán desalojar a esos tres o cuatro linces coñazo que quedaban y construir como Dios manda. ¡Albricias!".

En la rueda de prensa posterior al acto de cesión de competencias, el ministro Morcilla (no confundir con el hermano de Joseph Goebbels) pudo degustar las sabrosas carnes de unas cuantas especies en extinción provenientes de dictaduras de todo el mundo, destacando que “este primer traspaso de la gestión de los parques nacionales a una comunidad autónoma permitirá que la magnífica red de parques nacionales existente en España se vaya al garete, al igual que ocurrió con el INSALUD y está ocurriendo hoy con RTVE. Es sin duda un avance del que estamos orgullosos en el PSOE, porque es todo un reto desmantelar tanto servicio público y quedarse con la cara tontopollas que yo tengo ahora mismo”, ha exclamado el ministro Morcilla momentos antes de eructar con perdigonazo incluido.


De esta forma, Andalucía completa la integración en su autogobierno del caciquismo a todos los niveles. El próximo 1 de julio, en palabras de Manuel Chaves, "el 93% del territorio andaluz estará bajo alguna fórmula de abuso urbanístico".



4/01/2006

Edu Zaplana confiesa su homosexualidad en la presentación de su colección primavera-verano 2006


Astúrdiga Press – 20 Marzo 2006. El miembro más dicharachero del partido de la oposición, Eduardo Zaplana (alias “el Ortiga”), ha desvelado en exclusiva a The Arrancapapas su preferencia por los hombres y también su vocación real: modisto de alta costura. En efecto, después de los divertidos insultos relativos al “disfraz” de la vicepresidenta del Gobierno Españoloide, María Teresa de la Vega (alias “Jarrapellejos”), Zaplana ha hecho acopio de valor para confesar su homosexualismo, achacando su exabrupto sobre los disfraces al estrés que le provoca ser gay total y tener que aguantar los chascarrillos de otros peperos.

“Edu” Zaplana, como prefiere que le llamen en su vertiente artístico-gay-absurda-chunga, ha pedido disculpas “a las negras ésas de los países pobres que puedan haberse sentido humilladas” y ha insistido en que “sigo pensando que parecían disfraces por lo cutres que son eran esas batas, esos colores chillones con colgajos, qué mala combinación, la hostia. Donde se pongan una bata de cola de lija negra española y una peineta en el escroto como propongo yo en mis modelitos… Ahora bien, comprendo que no les da para más creatividad a esas pobres gentes de por ahí abajo, que bastante tienen con no comer nada más que insectos y hierbas secas y encima ser de color. A María Teresa de la Vega, sin embargo, no le pido perdón por fea, petarda e inconstitucional, y porque cuando me disculpo por algo empieza a salirme espuma blanca por la boca y suelo caer en un coma profundo, por la poca costumbre... ¡Viva España!”.


La colección primavera-verano de Edu Zaplana se presentará en la pasarela “Pepín Tello” de Madrid, nombre sin duda jocoso que alude al promotor inmobiliario que le financió la carrera política a Ángel Acebes y otros de la denominada “nueva horda” del PP a cambio, por supuesto, de favores sexuales y pegatinas de Fraga en bolas.


Por su parte, como era de esperar, el PSOE ha recriminado a Zaplana que despilfarre el dinero de todos los contribuyentes en aficiones y ocio. José Morcilla, Ministro de Ketchup y Eurovisión, y también famoso por su defensa a ultranza del castellano en la Unión Europea, ha declarado que “el malnacido de Zaplana debería dejar de insultar el muy cabr**n e ir aprendiendo a gastar el dinero de los españoles en cosas útiles y no en trapitos de maric**azo que sólo generan crispación. Que tome ejemplo de nuestros diputados, que invierten los impuestos pagados por los pringaos de siempre en fincas tochas, trata de blancas y casinos en Moldavia, negocios todos ellos con futuro y dentro de la más estricta legalidad, y que sin duda alguna reportarán un futuro mejor a los españoles y españolas”.