9/18/2006

Exclusiva Arrancapapas – Mariano Rajoy explica su revolucionaria teoría pepera sobre el 11-M



A continuación se reproduce un comunicado de Mariano Rajoy que rebate de manera brillante la manipulación burda a que se nos ha sometido desde hace tiempo: esa patraña de que los atentados de Madrid en 2004 fueron obra de islamistas a raíz de la intervención española en Irak.

The Arrancapapas no se responsabiliza de las taras físicas o psíquicas que pueda causar a los lectores este comunicado.



“Estimados conciudadanos de esa hipótesis que es Españalancia:

Yo y mi queridísimo Ángel (alias “De la Muerte”) Acebes, cuya creatividad se valora a nivel mundial, hemos regurgitado una teoría sólida e irrefutable de lo que realmente ocurrió el 11 de Marzo de 2004.

Y no estoy hablando del estreñimiento dañino que me acosó aquel día, que por poco reviento cuando fui a evacuar antes de acostarme, después de una semana de acumulaciones.

Estoy hablando de que ETA claramente fue la responsable intelectual, material, y perineal (aunque suene bien) de los terribles bombazos de aquella nefasta jornada. La teoría, que nosotros llamamos “teoría del hilillo conductor”, se basa en tres premisas:

  1. ETA quería atentar en Madrid, pero debido a las dificultades económicas que sufría la organización terrorista, subcontrataron el atentado por Internet, que sale tirado. Si no me creen miren la sección “atentados a cien euros” de la página web utilizada por los vascoides éstos: www.estropicios-online.com. Tienen vista los mamoncillos. Quiero aclarar que menciono este deleznable sitio de Internet no porque sus gestores me hayan prometido un chalet de lujo en Salou por hacerlo, sino para proporcionar datos fehacientes y detalles al público.
  1. ETA encargó pues el crimen a Al-Qaeda por Internet, ya que Al-Qaeda, como todos sabemos, es un contratista de kalité, profesional y con un buen portafolio. Cierto es que yo a ETA no le habría aconsejado Al-Qaeda, ya que, primero, ni cotiza en bolsa (penita me da, que si no ya trapichearía yo con el Zaplana que es un lince para estas cosas), ni tiene buena reputación en cuanto a riesgos laborales de los empleados. De hecho, casi siempre se saltan la legislación y por saltar se saltan ellos mismos en pedazos. Pero bueno.
  1. Una vez contratado el 11-M por Internet con la Mastercard ETA-Golden de Otegui, un minero lesbiano y chungo entró en juego. Se llamaba Suárez Trashorras, y éste energúmeno robó una mochila a unos escolares que se fumaban unos petillas a las puertas de un burdel. La mochila fue transportada por José Blanco, del PSOE, a Ibrahim Mafuz, un primo suyo moraco y de Al-Qaeda, que (recordemos), era el contratista de ETA para lo de Madrid y también había proporcionado antes ayuda logística para eliminar pacientes coñazo en el Servicio Andaluz de Salud. La mochila de marras, un poco deteriorada por haberla usado José Blanco como cojín para su abuela, que sufre de incontinencia severa, llegó a manos de “El Chino”, que ni era Chino ni tenía los ojillos graciosos esos que tienen los chinos. Para despistar, claro está. Y luego el Chino y el Tunecino, que vaya pareado armaban los jodíos, colocaron ésa mochila y otras parecidas en los trenes de Madrid. Ambos, y unos colegas musulmanos (sic) que estaban de botellón en un piso de Leganés se inmolaron unos días después por un quítame allá esas pajas. Nada que ver con los atentados ni con Alá, por cierto: creo que fue por asuntos de faldas y ajustes de cuentas, lo típico en estos moroides mala gente.

La mochila, la subcontratación del atentado, y la intervención de la suegra de Zaplana en Leganés a favor de Ho-Chi-Minh (que por entonces llevaba 30 años muerto, aunque ella lo ignoraba) son hechos, y hechos inmutables.

Y están ahí, fehacientes y molientes, para el que no se ciegue con la increíble versión de los jueces, que dicen que fueron los islámicos, con lo pacíficos que son esos terroristillas morenitos a pesar de la peste que echan.

Pero los jueces no engañan a nadie: los españoles no se dejarán manipular por cuatro empollones que se chaparon tantos libros durante su juventud que ya no dan pie con bola. No como el Acebes, por ejemplo, que no ha leído un libro en su p*** vida y mira qué buen talle tiene y lo bien que habla en la tele.


Algunos objetan a nuestra teoría “del hilillo conductor” que parece rarito que ETA rehusara responsabilizarse del atentado, después de haberlo subcontratado y pagado por Internet. Pero estos desvaríos pueden desmontarse fácilmente: ETA no se responsabilizó porque a pesar de tener sus cosillas, son buenos cristianos y preferían que la mala prensa la tuvieran los mercenarios de Alá. Como Dios y Benedicto XVI mandan.

Para concluir, quiero recomendar de nuevo, y en pro del esclarecimiento de los hechos, una visitica al sitio de Internet llamado www.estropicios-online.com. Y conmino finalmente a todos los españoloides a reclamar la verdad, la verdad de lo que ocurrió ese fatídico día de mi estreñimiento, el reconocimiento oficial de que el autor de la matanza fue Otegui por Internet, y con apoyo claro de José Morcilla (sic). Gracias.”

No hay comentarios:

Publicar un comentario