10/02/2006

Isabel García Marcos, alias "la chupasangre", recupera su puesto de inspectora del Servicio Andaluz de Salud


Longaniza Press, 1 Octubre 2006 - La expectación era palpable en la Delegación de Salud y Estafas de la Junta de Andalucía el día en que se reincorporó Isabel García Marcos. "La chupasangre", como la apodan cariñosamente sus socios de los bajos fondos, es una mujer con muchos recursos, sobre todo recursos ajenos.

La que fuera sucesivamente ex teniente de alcalde, mujer de mal vivir, saltimbanqui y sanguijuela de las arcas públicas en Marbella, ha salido de la prisión de Alhaurín de la Torre después de cinco meses con todos los gastos pagados; un periodo que confesó haberse tomado "para reorganizar mis negocietes en la tranquilidad de mi celda y sin llamadas ni visitas que me interrumpieran".



García Marcos ocupa ya su plaza como inspectora médica en el Servicio Andaluz de Sanidad (SAS), puesto del que precisamente fue suspendida de empleo y sueldo durante dos años por no acudir "porque tenía un granillo en el dedo gordo del pie que no me dejaba vivir".

"La chupasangre" ha desahuciado así al ocupante hasta ahora del puesto de inspector médico del SAS, J. H. M., que accedió al funcionariado honestamente a través de un concurso-oposición y por tanto podía ser desprovisto de sus derechos con todas las de la ley. El Director-General del SAS, que ha decidido permanecer en el anonimato para no recibir huevazos en la calle, ha declarado que el tal J. H. M. "tenía un nombre muy raro, con sólo tres letras, para empezar, y además no debía ser muy buena gente porque no conocía a ningún pez gordo ni conducía coches propiedad de los contratistas a los que inspeccionaba. Mal asunto, vamos".




Según fuentes del SAS, la Sra Marcos trabaja ya como un funcionario más, es decir, emperifollada y con regulares excursiones al bar, con mucho pintalabios y mucha foto de los críos, y visitando los sitios de Internet más de moda hasta las 14:59 de la tarde. Durante su primer día de trabajo durante la excarcelación, "la chupasangre" dice haberse ocupado de "contactar con mi amigo Andrei Yusupof, alias "quebrantahuesos", porque me gestiona unos casinos y unas pederastias en Pyongyang, así que no veas lo que me habría costado llamar desde casa; menos mal que están los abnegados contribuyentes para cargar con la factura, !cómo los admiro, co**nes!".

De momento, a pesar de la mucha cara que la situación entraña, se descarta la actividad de cara al público de García Marcos. "Puede ser bastante llamativo para los ciudadanos encontrarse como inspectora a Isabel García Marcos, por lo que es mejor evitar que le partan la cara, destripamientos, gore con motosierras y linchamientos varios», puntualizaba una compañera de "la chupasangre" mientras se limaba las uñas por undécima ocasión esa mañana. "La gente está fatal y los funcionarios corruptos somos unos incomprendidos", añadió mientras salía por el café de las 13:15.

3 comentarios:

  1. Me parto y me mondo con The Arrancapapas. Magníficos pies de foto, una vez más. No olvidéis visitar también el blog de críticas de cine:
    http://mcyebra.blogspot.com

    ResponderEliminar
  2. Anónimo12:23 p. m.

    la tal arrancapapas, ha llegado con los colmillos retorcidos, y con un cabreo tal, que se dedica a dar de alta a todos los enfermos que tienen la baja, a no ser que presenten poco menos que el certificado de defunción. Buena manera de extender su estado de ánimo (cabreo) a todos los enfermos.

    ResponderEliminar
  3. Anónimo9:25 a. m.

    Es la podedumbre del sistema,ejemplo vivo de lo que tenemos y hay mucho de ello,incluso en la justixia,
    Ya se encargaron de eliminar al JUEZ GARZON no sea que cunda elñ ejemplo

    ResponderEliminar