10/24/2007

El dueño del Hotel Villa Magna, condenado a pena de cárcel por "mal acostumbrar a sus empleados" y "pagarles mucho"



Cascarilla Press, 23 de octubre de 2007 - Zacarías Tuh, dueño del famoso Hotel Villa Magna de Madrid, ha sido condenado a diez años de cárcel y una multa de 23 millones de Euros por haberles subido el sueldo a sus empleados así, a lo tonto. El denunciante y prócer, Borja Cifuentes, que vive de las rentas de sus padrastros y de defraudar a Hacienda, ha reconocido que "cuando me enteré de que el tío ese pagaba a sus trabajadores a tocateja y además éstos tenían contratos indefinidos y 30 días de vacaciones sin excepción, me dije para mis adentros, España se va al garete como sigamos por ese camino solidario y de guays europeístas. Asín que lo denuncié por enervar el espíritu de trabajo y la explotación económica, un delito que se encuentra en el artículo 345 bis del Código Penal".

El artículo 345 bis fue insertado en el Código Penal por el gobierno del Partido Popular en 1998 "de casualidad", según Mariano Rajoy. El artículo declara que los empresarios "no pagarán de más a sus trabajadores, no sea que se crean los siervos que se puede vivir del cuento. En caso de contravención, el empresario montaraz será arrestado, escupido, y apaleado públicamente por comunista, rojo y mal cristiano. Se le hará tragar y regurgitar cuarenta veces una bandera de Españalancia tamaño familiar".




El botones del Hotel Villa Magna, Tobías Manfredo, ha lamentado que haya "personajillos ricachos como el tal Borja éste, que vive de sus papis, y que utilicen la justicia para perpetuar la explotación característica del mercado laboral español". Sin embargo, el Ministro de Trabajo y Asuntos Sucios, Jesús Calavera, ha preferido ponerse de parte de los empresarios cuerdos y nobles de la patria, apoyando la pena de cárcel e incluso el cercenamiento de extremiddades para "cualquier empresario generoso que se crea Robin Hood y dé días libres sin ton ni son, y regale los beneficios de la empresa a los trabajadores con la excusilla de que ellos son los que se lo han currado. Si empezamos asín (sic) acabaremos como en Darfur, que me dice Moratinos que allí están dándose de hostias y puede ser por eso. Y Moratinos sabe lo que se dice".

Mientras tanto, el recién enchironado Sr. Tuh, empresario benefactor y rojete, se ha defendido declarando el muy listo que "una empresa no está sólo para ganar dinero a costa de sus empleados. El Villa Magna, sin sus trabajadores, no es nada". Al oírse esta frasecilla en la comisaría, le han caído otros diez años y la Fiscalía General del Estado estudia electrocutarle o graparle los labios para que se calle ya "no sea que corra el rumor y los currantes se pongan chulos, faltaría eso".

10/11/2007

Ministra Narbona: "la contaminación del aire en las ciudades supera en un 349% la media europea, pero no es para tanto, jod**"


Findelmundo Press, 12 de octubre de 2007 - La Ministra de Medio Ardiente de Españalancia, Dña. Excelentísima Cristina Narbona, ha reaccionado con malas pulgas a un informe de la Unión Europea que anuncia el Armaggedon para las principales capitales españolas si continúan en 2010 los niveles de polución que se registran hoy en día.


Luis Jiménez Perreroh, director del Observatorio de la Sostenibilidad de España (OSE), ha declarado que "no sé por qué me preguntan a mí siempre por si esto o aquello es sostenible, estoy hasta los coj**es de responderles que a mí lo que me gusta es contemplar sostenes bonicos, y de ahí que fundara el observatorio de sostenibilidad. !Peñazo de tíos, j**er! !A tomar viento!".



Independientemente de los malentendidos señalados por el Sr. Jiménez Pererroh, la sucia realidad es que una mayoría de la población urbana española se ve obligada a inhalar partículas tóxicas y niveles insalubres de gases invernadero o de los otros. Excepto los ricachos, que suelen mudarse a las afueras donde los aires se adaptan más a su forma de vida saludable y beneficiosa para la patria.


Sin embargo, a pesar del humo y los cánceres, la Ministra Narbona se declaró optimista: "la contaminación del aire es casi cuatro veces mayor que en el resto de Europa y peor que en Chernobil. Bueno, ¿y qué? No hay que dejarse engañar por los aguafiestas que quieren que dejemos de usar nuestros vehículos para pasearnos cuando nos venga en gana porque, señores plumillas, una cosa es el medio ambiente y otra muy distinta la libertad de cada cual de cochear como se le antoje. Eso es sagrado para todo buen españoloide y nuestro crecimiento económico se basa en gastar y consumir de to lo que haya, y el que diga que no, que hay que ahorrar, en realidad es un radical y habría que encerrarle de por vida".




El "maldito" y "tendencioso" informe de la Unión Europea, según Narbona, contiene datos harto ambiguos como que "miles de muertes son evitables cada día si se logran reducir los contaminates en un 0.1%". Además, presenta cifras dudosas reunidas con métodos poco fiables. Por ejemplo, se ha utilizado una red de 400.000 receptores en cada una de las ciudades estudiadas, incluyendo los ascensores y los baños, y un Comité Científico de sólo 340.000 expertos, y encima algunos de ellos son premios Nobel de ésos cuyos nombres son impronunciables y quienes, normalmente, van siempre en contra de nuestra patria porque nos tienen envidia por las birras y las cañitas que nos tomamos por aquí.