12/12/2007

Chat con la Ministra de Educación, Mercedes Cabrera



Calostro Press, 15 de diciembre de 2007 - The Arrancapapas ofrece a sus seguidores la charla en línea que varios tarados mantuvieron con la Ministra de Educación española, Mercedes Cabrera, alias "la otra que tal mea".

En el "chat" (palabra que viene del sumerio "chataplán", que significa "golpearse los dientes con un peñasco como símbolo de castidad"), la Ministra explica la increíble mejora de los resultados educativos de nuestra bella nación, si comparamos las escuelas actuales con las del período de la Cultura de El Argar y Los Millares (neolítico paleozoico). Pues eso.

Ministra Cabronera, el Informe de la OECD 2006 indica que España es el país de la vía láctea donde más ha descendido el nivel de lectura, y que apenas uno de cada 235 españoles ha leído un libro en su vida. ¿Qué piensa hacer el gobierno para alentar la lectura?

Primero de todo quisiera pedirte que me hables en cristiano, qué es eso de "alentar", por favor no te inventes palabras raras. Y eso del informe PISA ése ¿qué coj**es es eso de PISA u OECD o qué niño muerto? Yo no me lo he leído ese informe ni lo pienso hacer. De hecho la lectura cansa mucho y yo no la recomendaría tanto como dicen por ahí los extranjeros amargados esos. Hay que hacer más deporte y leer menos, para la obesidad y eso. Yo sigo pensando que en la época de Cromagnon España estaba peor que ahora y por lo tanto ha habido avances. Punto. Y perdona que sea tran franca y brusca pero es que se me ha atravesado la compresa y es harto incómodo cuando te pilla los pelos.




Hola Sra. Ministra, gracias por arrimarse al pueblo. Quería simplemente preguntarle si debería educar a mis hijos en España o, por el contrario, intentar que lleguen a ser algo en la vida enviándolos a colegios extranjeros.

Yo a los míos los envié a la guardería en Mozambique y lo cargué a los presupuestos de Educación, y ahora ya están hechos unos gaznápiros y estudian secundaria en Zimbabwe, donde he oído que el nivel educativo es bastante alto comparado con Andalucía. No lo dudes, haz lo que todos los políticos, que somos fetén: envíalos a cualquier otro país del mundo. !Y además se farda mucho en fiestas y guateques en general, con eso de que el niño está en Indochina estudiando Relojería, etc!




Sra Cabreriza, me llamo Carmela y mi hijo tiene 42 años, lleva 22 estudiando diversas carreras (ingenierías, derecho, empresariales, filología del sánscrito), habla quince idiomas incluyendo el chino y el pakistaní, y ha completado recientemente un Máster sobre Cirugía Postnatal y Terapias contra el Cáncer. A día de hoy, está trabajando en una perrera de Vallecas limpiando las cagarrutas de las jaulas, porque no encuentra otra cosa, y vive todavía con su mamá y papá, uséase en casa. Además, no le hacen fijo y lleva ya dos años con contratos de un mes en la perrera ¿cómo se explica este fenómeno típicamente español? ¿Para qué sirve estudiar?

Pues voy a ser honesta contigo, Carmela, tu hijo debería haberse ido de España tiempo ha. Los títulos pueden ser útiles en Europa y tal, porque son muy formalistas y muy tiquismiquis los guiris, yo diría que hasta amargados. Aquí en nuestra nación historicaloide española, lo que cuenta son los contactos y el mangoneo, y el que no lo sepa es tonto la haba. Todos esos años de estudio los debería haber empleado tu vástago en arrimarse a alguna churri con billetes (técnica del braguetazo), a unos amigotes cuyos progenitores fuesen banqueros, promotores, o políticos (técnica del enchufaco), o incluso a un canal de televisión (técnica de pérdida de la dignidad apareciendo en la telebasura y asegurando haber tenido relaciones sexuales con Moratinos). Tu hijo es un iluso que debería ahora mismo irse del país, y si no que se aguante. España es asín y ahí reside su grandeza, en que grandes prohombres como El Pocero, a pesar del mote graciosillo y su pinta de perdedores, se hacen multimillonarios sin apenas saber leer o hablar, a base de chanchullos. A ver qué país ofrece estas posibilidades a analfabetos funcionales...

No hay comentarios:

Publicar un comentario