1/01/2008

Dos jóvenes pierden el 75% de su cuerpo al explosionar los ciento veinte kilos de petardos que portaban para nochevieja


Macanudo Press, 5 de enero de 2008 - Dos jóvenes originarios de La Mojonera (Almería), J. M. C. y M. Q. W, han perdido el 75% de su masa corporal tras un desafortunado percance que hizo reventar los cien kilos de petardos y pólvora que llevaban en los bolsillos. Los dos jóvenes se dirigían a la Plaza Mayor de la Mojonera para celebrar la llegada del año nuevo con diversos fuegos de artificio y tracas que habían adquirido por 2,50 euros a un contrabandista originario de Yemen. Al parecer, uno de ellos fue a encender un petardo y se le enredó el bigote en las ristras de explosivos de su compañero justo en el instante en que éste se encendía un puro con un soplete en mal estado.



La guardia civil almeriense ha reconocido que "habría que controlar mejor el tráfico de petardos, ya que hemos descubierto algunos talleres ilegales en Almería donde se pergeñan estos petardillos a base de minas anti-persona y misiles importados desde Afganistán o Bagdad". Sin embargo, el alcalde de la Mojonera, Bernicio Caraz, ha desdeñado estos informes de las fuerzas del orden reclamando "menos controles de nuestras sacrosantas tradiciones y más cerveza gratis, que eso es lo que quieren mis convecinos y yo mismo. Una mano o un riñón los pierde cualquiera con un petardo, pero es un sacrificio necesario en pro del cachondeo, la fiesta y el atronamiento que da vidilla a nuestros pueblos y gentes. Sin ruido no hay fraternidad ni buen rollo. A quienes se quejan de ciertas molestias nerviosas, depresión y otras zarandajas, yo les enviaría a vivir al Tíbet, que allí seguro que no les molesta nadie. Pringaos".



El 25% restante de uno de los jóvenes reventados (medio hígado, una oreja, y la pierna izquierda) se ha negado a declarar ante nuestros becarios periodistas, y ha denunciado a The Arrancapapas por allanamiento de la tartera donde reside.

No hay comentarios:

Publicar un comentario