2/17/2008

Rajoy y Zapatero airean su malestar por "el inusitado precio de los votos" en una campaña electoral que bate récords de estreñimiento mental


Enjundia Press, 18 Febrero de 2008. Los principales politicastros españoloides, José Luis Rodríguez Zapatero y Mariano Rajoy, se han quejado públicamente de la inflación, pero no se referían al precio de la leche o el pan, puesto que sólo consumen caviar y Moët Chandon debido a un régimen estricto que les han impuesto unos médicos extranjeros. Los dos líderes más dicharacheros de los últimos años se referían a lo que ha subido el precio de los votos en la nación patria.

Rajoy confesó que "en los últimos cuatro años el precio de los votos ha subido un 280%, según cifras falsas de mis asesores más cercanos, incluyendo un becario inmigrante al que ejecutaremos cuando ya no de más de sí. !280% de subida! Eso sí que es inflación, por Belcebú. Antes salías a la calle con una promesa electoral de dar 20 o 30 euros, y la gente te votaba a cascoporro. Ahora Zapatero ofrece cientos de euros, y a lo mejor ni así gana. Está la vida malamente. Nosotros, pues qué quiere que le diga, tendremos que ofrecer no sólo Internet gratis para todos, como el Chaves, sino 400 euros a los votantes con juanetes, 500 euros para quienes quieran irs de put** y no olvidemos los tradicionales 500 euros a los pensionistas (con la esperanza de que estiren la pata antes de cobrar), etc. Y así vamos a acabar con las arcas públicas, que me dice Zaplana que es muy peligroso porque estaba ya apalabrado el otorgar subvenciones y fajos tochos a compadres del PP y benefactores ricachos, amigotes míos de toda la vida".




Zapatero, por su parte, ha reconocido que "es que vas a la gente con 100 euros por su voto, y te tiran los 100 euros a la cara. El coste del voto es verdaderamente preocupante, más que el del café con churros endiluego. Y luego hay mucho listillo que dice que sí, que sí que le gusta tu propuesta pero va y vota a otro. Esto queremos castigarlo con penas de cárcel de hasta 50 años, por mentirosillos".

Por su parte, Izquierda Unida ha prometido ganar las elecciones si todos los votantes hacen una cruz en la casilla donde pone Izquierda Unida. Su líder carismático y genial, Casper Llamazares, ha añadido que "además, hago saber que el 50% de los españoles son la mitad".

1 comentario:

  1. Coño! Soy el único que te deja comentarios y me recortas en la foto.... cago en Dios!

    ResponderEliminar