10/31/2008

Intentan curarle un resfriado y lo envían al otro mundo


Mardito Press, 23 de octubre de 2008 - Zacarías Mejuto, natural de Kazajstán, ha fallecido hoy en el Hospital Provincial de El Ejido (Almería), popularmente conocido como "La Maestranza" por la cantidad de pacientes que entran a pie y salen a hombros. Zacarías ingresó por un resfriado común, pero no sobrevivió al tratamiento.

El Director-General adjunto de "La Maestranza", Camilo Pasas Poragua, ha descrito que Zacarías llegó al Hospital con un resfriado normal y corriente, "una tosecilla, unos moquillos verdes, poca cosa".

Desgraciadamente, el paciente fue enviado por descuido a una mesa de operaciones donde estudiantes de medicina practicaban trepanaciones cerebrales a cadáveres para ver lo que tenían dentro.




Los estudiantes han denunciado hoy que "nos pareció que el cadáver se movía y protestaba mientras le hincábamos la alfaca (sic), y le dije al médico de guardia que a lo mejor no le habían puesto anestesia. Pues el tío se mofó de mí y me dijo que a los cadáveres no se les pone anestesia. Y la verdad es que lleva razón".

Zacarías sobrevivió milagrosamente a la incisión en los sesos, y aún respiraba cuando lo introdujeron en una sala de tratamiento superavanzado del Servicio Andaluz de Salud, que cuenta con un Tecnotrónic Cinábrico de Colibación. El Tecnotrónic es una adquisición reciente del Hospital de El Ejido que ha costado 340 billones de Euros y sirve para curar la Melopelalgia Tarradella de Koch; el aparato ha colocado a Andalucía, según los politicastros "al nivel tecnológico de Madagascar, que no es moco de pavo". Finalmente, no se pudo salvar la vida del paciente, que falleció poco después de pasar por el Tecnotrónic Cinábrico.

Fuentes del Hospital declararon que "es increíble, el Tecnotrueno (sic) Cinábrico éste se supone que lo cura tó de tó, es como las tiritas o la manzanilla con limón... No lo entiendo. Pero claro lo trajeron ya con los sesos medio fuera y así es difícil. Los resfriados es lo que tienen, que a veces se complican".

La Consejera Andaluz de Sanidad, María Jesús Nomentero, ha declinado hacer declaraciones a The Arrancapapas, al parecer porque tenía que terminarse el Martini-Vodka que se estaba tomando en las Islas Maldivas, donde asiste a un Congreso sobre Genitales Amorfoides del Pingüino de Australasia.

No hay comentarios:

Publicar un comentario