10/31/2008

Intentan curarle un resfriado y lo envían al otro mundo


Mardito Press, 23 de octubre de 2008 - Zacarías Mejuto, natural de Kazajstán, ha fallecido hoy en el Hospital Provincial de El Ejido (Almería), popularmente conocido como "La Maestranza" por la cantidad de pacientes que entran a pie y salen a hombros. Zacarías ingresó por un resfriado común, pero no sobrevivió al tratamiento.

El Director-General adjunto de "La Maestranza", Camilo Pasas Poragua, ha descrito que Zacarías llegó al Hospital con un resfriado normal y corriente, "una tosecilla, unos moquillos verdes, poca cosa".

Desgraciadamente, el paciente fue enviado por descuido a una mesa de operaciones donde estudiantes de medicina practicaban trepanaciones cerebrales a cadáveres para ver lo que tenían dentro.




Los estudiantes han denunciado hoy que "nos pareció que el cadáver se movía y protestaba mientras le hincábamos la alfaca (sic), y le dije al médico de guardia que a lo mejor no le habían puesto anestesia. Pues el tío se mofó de mí y me dijo que a los cadáveres no se les pone anestesia. Y la verdad es que lleva razón".

Zacarías sobrevivió milagrosamente a la incisión en los sesos, y aún respiraba cuando lo introdujeron en una sala de tratamiento superavanzado del Servicio Andaluz de Salud, que cuenta con un Tecnotrónic Cinábrico de Colibación. El Tecnotrónic es una adquisición reciente del Hospital de El Ejido que ha costado 340 billones de Euros y sirve para curar la Melopelalgia Tarradella de Koch; el aparato ha colocado a Andalucía, según los politicastros "al nivel tecnológico de Madagascar, que no es moco de pavo". Finalmente, no se pudo salvar la vida del paciente, que falleció poco después de pasar por el Tecnotrónic Cinábrico.

Fuentes del Hospital declararon que "es increíble, el Tecnotrueno (sic) Cinábrico éste se supone que lo cura tó de tó, es como las tiritas o la manzanilla con limón... No lo entiendo. Pero claro lo trajeron ya con los sesos medio fuera y así es difícil. Los resfriados es lo que tienen, que a veces se complican".

La Consejera Andaluz de Sanidad, María Jesús Nomentero, ha declinado hacer declaraciones a The Arrancapapas, al parecer porque tenía que terminarse el Martini-Vodka que se estaba tomando en las Islas Maldivas, donde asiste a un Congreso sobre Genitales Amorfoides del Pingüino de Australasia.

10/10/2008

Primer español muerto de tanto apretarse el cinturón


Satán Press, 7 de octubre de 2008 - Se veía venir: se ha producido ya la primera víctima mortal de la crisis económica en España: ha sido Tobías Godoy Alarico, apodado cariñosamente por sus amigos como "El Cabronazo".

El Sr. Godoy, natural de Nechite (Granada), había visionado repetidos telediarios en que se reseñaba la profunda crisis económica a escala global y la quiebra de varios bancos y locales de alterne esenciales para el sistema financiero internacional.

Empujado por las agoreras noticias, e inspirado por una frase del noticiero de Canal Cogna, que predecía que "habría que apretarse el cinturón" para pasar esta crisis, "El Cabronazo" comenzó a ajustarse el cinto, hasta 5 agujeros más allá del lugar de usual encaje de dicha prenda. A los pocos minutos el Sr. Godoy notó ciertos vahídos y cuando el riego al cerebro cesó por completo, se desvaneció y cayó sobre unas brasas ardiendo que alguién había depositado por allí.



La esposa del Sr. Godoy, que había salido a suscribirse a la revista semanal "Almorranas De Ayer y de Hoy", encontró a su regreso a su marido inconsciente y patidifuso, con las piernas enteramente gangrenadas y los ojos fuera de sus órbitas.

La mujer, también apodada cariñosamente como "La Mamarracha", declaró después ante el juez que "mi marío paresía un reló de arena, con er sentro mu fino y la cabesa y lah patah que paresía que iban a reventar, fíjate tú que disgusto la madre que parió ar telediario", y echóse a llorar sobre su recién estrenada "Almorranas de Ayer y de Hoy", no. 3, con almorrana de caucho natural de regalo, imitando a una que tiene la Infanta Elena en el sobaco (caso clínico).



Entretanto, el presentador de Canal Cogna que recomendó apretarse el cinturón ha sido encontrado muerto en su hogar del pensionista, ahorcado con unos espaguetis a la boloñesa mal cocidos. Fuentes próximas al presentador recordaron que era una persona "sensible y amiga de sus enemigos" y que "qué malos le salían los espaguetis, coj*nes".