11/10/2008

La Reina rectifica: "no soy homófoba, por ejemplo prefiero a un gáyer que a un negro"


Enjundia Press, 13 noviembre 2008. La Reina Doña Sofía de España, ha tratado de rectificar sus conocidas declaraciones sobre los homosexuales arguyendo que "no soy homófoba, y de hecho, si me obligaran a punta de pistola, prefiero a un gáyer que a un negro para las tareas domésticas o de jardinería en la Zarzuela".

La Reina trataba así de desmentir las acusaciones vertidas contra su persona a la sazón de unos comentarios jocosos recogidos en un libro de kalité sobre su vida y obra. En dicho libro, Doña Sofía no aceptaba el matrimonio homosexual ni la eutanasia ni nada que no sea católico o con cruces de por medio.




Una vez más, TVE, los mandamases, obispos, y demás ricachos de España han salido en defensa de la Reina. El Presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, ha comentado que "estas nuevas declaraciones son sabias y arrojan una nueva luz sobre el asunto; está claro que la Reina acepta de buen grado el homosexualismo (sic). Hasta tal punto es tolerante que aceptaría a un gáyer a su alrededor si le dieran a elegir entre varias formas de vida inferiores como morillos, negros... En fin... Se me saltan las lágrimas de ver gente tan bondadosa".

Ciertas asociaciones de desviados sexuales y mala gente han querido seguir molestando a la realeza sin motivo. Representantes de esta escoria han sostenido que se debería enjuiciar a su Excelencia la Reina por su homofobia, igual que se hizo con "El Jueves" por publicar una portada supuestamente graciosilla sobre los Príncipes de Asturias en porretas. Un comunicado de la Casa Real ha tildado estas peticiones de "rastreras y antidemocráticas, y nos cagamos en quien opine eso".


No hay comentarios:

Publicar un comentario