2/02/2009

Escándalo laboral: una empresa despide a un empleado simplemente por ser "un vago inútil e incompetente"


Atragantao Press, 4 febrero 2009 — Carmelo Cotón, empleado de la compañía "Tragapanes Number One S.A.", del sector numismático, ha demandado a su empresa por despido improcedente tras 5 meses de contrato. Carmelo arguye que ha sufrido una discriminación clara porque en la carta que rescindía su contrato su jefe sólo se apoyaba en el hecho de que es un "inútil, vago, analfabeto funcional e incompetente sin remedio" (sic) o que "los beneficios de la empresa han descendido en un 256% desde que le contratamos hace unos meses".

"Pamplinas" se ha quejado Carmelo. "Me siento frustrado por esta discriminación. Sólo porque a mí me guste pasar dos o tres horillas al día viendo mis siete cuentas de correo, tomar unas diez o doce tacicas de café, fumar mis cigarricos a la entrada en mis pausas de media hora, y jugar al Tetris en el móvil, o porque una fecha límite se me pase porque soy una persona humana, simplemente por esas cosas que yo no puedo evitar porque es mi naturaleza, pues me han puesto de patitas en la calle. No hay justicia en este país".


Los sindicalistas de Tragapanes Number One S.A. han apoyado la demanda de Carmelo, puesto que "este chico venía al trabajo todos los días, más tarde o menos, eso no importa, y se tocaba las p***tas cuatro o cinco horas, vale, ¿y?... ¿Acaso no se merece una palabra amable de sus jefes, un poco de ánimo de vez en cuando? No, van y lo echan sin compasión. Y encima no tiene Internet en casa y no podrá tampoco pagarlo, así que ya me dirás cómo va a ver el YouTube ahora. No me extrañaría que se quitara la vida".

La madre de Carmelo, que se hizo famosa en los años setenta por estrangular a un profesor de su hijo porque decía que el niño tendría que repetir curso, ha declarado que "hay que tener más respeto por aquellos que se apoltronan todo el día mirándose el ombligo, ¿o es que esa empresilla de mi**da se cree que es fácil eso de sentarse todo el día en el mismo sitio sin hacer nada en particular? Ya me gustaría a mí ver al jefe de Carmelico así, viendo pasar el tiempo y dejándose crecer la barba con tanto tesón".

Un compañero de Carmelo, conocido como Emilio "el cachazas", se ha lamentado del despido "cruel, sin corazón" de su compañero de despacho. "Esta oficina nunca será la misma sin Carmelico, se vendrá abajo la empresa entera, creo yo. Nosotros dos éramos los únicos que sabíamos operar la máquina de hacer palomitas sabor a fresa, que me regaló mi padre por pascua. Además, éramos los únicos que de vez en cuando le quitábamos el filtro a la cafetera para limpiarlo. A partir de ahora esto se va a la ruina, y no me extrañaría que pensaran en despedirme a mí también, fíjate tú lo que te digo. Hasta ahí llega la injusticia".


5 comentarios:

  1. eso, que les demande!!
    y le de durissimo!
    los empresarios han de empezar a ser mas comprensivos!!
    xDD

    ResponderEliminar
  2. JAJAJAJAJA. Lo mejor, la foto final. Claro, como no iba a ser, si yo conozco a esos dos!!!! Y tienes material para 25 o 30 posts más!!! jajajaja

    ResponderEliminar
  3. Anónimo5:01 p. m.

    Pues yo a esos dos elementos los echaba a la jaula de los babuinos en celo. A ver si les quedaban ganas de reivindicaciones laborales.... que hay mucha mezcla pa echar como para andar con gayersadas de ese pelaje.

    Fdo. Jacinto Lueno (Ladrillero con esmero)

    ResponderEliminar
  4. El mundo está lleno de injusticias (y de gordas, de analfabetos...).

    ResponderEliminar
  5. Oyes, no se llamará Curro? Es q me recuerda tanto a cierto elemento q conocí una vez... En fin, tiempos aquellos.....

    Saludos desde Absurdilandia

    ResponderEliminar