4/19/2009

Osama bin Laden “entusiasmado” por la Semana Santa española



Taquicardia Press, 17 de abril de 2009 – El Jefe del Centro Nacional de Inteligencia, Ataúlfo Zurriagazo, ha revelado que el líder fundamentalista Osama Bin Laden fue avistado en tres o cuatro ciudades españolas con ocasión de las celebraciones de Semana Santa.

Al parecer, Osama habría aprovechado las procesiones y los simpáticos imitadores del Klu-Klux-Klan, las liturgias lúgubres, el lavado de cerebros infantiles y las autoflagelaciones de la tradicional Semana Santa patria para desarrollar técnicas de reclutamiento y motivación en su propia organización, “Al-Qaeda” (“El Caeda”, en español).

Un radioaficionado bengalí que irrumpió por error bajo las faldas de la Macarena de los Riñones Condolíos en Málaga ha declarado que “uno de los costaleros tenía barbaca y mal gesto, y se parecía a Sandokán, así que me acerqué a darle el alto con la bragueta abierta, para intimidar. Entonces me di cuenta de que el sujeto barbudo estaba hablando por el móvil en arameo y decía mucho eso de salá malicún alá ak-bar, que todo el mundo sabe que significa me c*** en Cristo y todos los santos en fila”.

Al parecer, Bin Laden hablaba con Zacarías Al-Tuntún Osorio, un cofrade islamista conocido en Écija por lo bien que cocina las tortas de camarones en lo alto de un minarete. Bin Laden, contento de haber encontrado tanto fanatismo fuera de la península arábiga, le comunicaba al Sr. Al-Tuntún que estaba aprendiendo en la Semana Santa española prometedores métodos de convencimiento y persuasión para los más pequeños, incluyendo “que se desollen las manos aprendiendo a tocar el tambor desde los dos años de edad y que se autolesionen a los cuatro”.

La Conferencia Episcopal Española ha declarado por su parte que “querríamos decirle al Sr. Bin Lacan (sic) que fanatismo es llevar un velo o un turbante en la cabeza a todas las santas horas del día, eso sí que es fanatismo, que les salen hasta costras de mugre y golondrinos, seguro. Hacerse unos agujerillos en la espalda para ver la sangre del Señor salir a borbotones o lanzar a los críos a la imagen de la Vírgen para que la besen a la fuerza y embarracados vivos, eso es la esencia del cristianismo y nuestra moderada y tolerante religión, que es la única y verdadera por mucho que le pese al Bin Lacan (sic) ése y sus secuaces”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario