12/28/2009

Tira una colilla a la papelera en lugar de a la calle y se queda parapléjico




Ataulfo Press, 27 de diciembre de 2009 - Un carpintero fresador originario de Tíjola (Almería) ha quedado hoy parapléjico debido al esfuerzo sobrehumano que le originó el tirar una colilla a una papelera en lugar de a la calle.

La osadía y excentricidad de tirar colillas a papeleras le salió cara a Berengario Torrezno. Según un viandante que esperaba junto al Sr. Torrezno, "el tío se acabó el pitillo y en lugar de contribuir a los bonitos montones de colillas renegridas que el 99% de los fumadores nos esforzamos en coleccionar para decorar los sitios públicos, va y se acerca a la papelera, que estaba a un metro o incluso más lejos todavía, y depositó la colilla allí. Iba de guay. Mereció morir, en mi opinión".

Debido a la poca costumbre, Berengario sufrió un síncope en las astúrdiga, que le reventó la raspa por dentro en el acto y que después se le salió para atrás entera (según descripción del Servicio Andaluz de Salud). Nadie le asistió, por listillo y porque, según otros testigos fumadores "quería sentar un precedente que nos perjudicaría como fumadores. Perderíamos la libertad de tirar las colillas donde nos plazca, un derecho fundamental que nos garantiza la Constitución".



Otros fumadores con pretensiones de "limpios" han sufrido accidentes o han sido linchados, insultados y vejados públicamente en otras provincias españolas por intentar tirar las colillas a cualquier otro lugar que no sea la acera o la calzada, donde es tradicional y de buena crianza hacerlo. Un fenómeno similar ha ocurrido con las dos o tres primeras personas en España que han recogido los excrementos de sus perros en bolsitas.

Según algunos, dejar desperdicios en la via pública es correcto y ayuda a sobrevivir a las cucarachas. Algunos menciona que tirar la colilla con chulería es una tradición que debería respetarse, además, no hacerlo es malo para la convivencia. Hermenegildo Ramoux, de la Asociación Española para la Defensa del Fumador (AEDF), ha atacado los "intentos patéticos de asimilarnos a los excéntricos europeos del Norte, que van de pulcros y pijos, y a quienes deberíamos invadir de una vez, continuando con la exitosa campaña de Perejil, que tan enriquecedora resultó para el honor patrio y las papas aliñás".


No hay comentarios:

Publicar un comentario